Grupo de Sistemas Complejos
Inicio Personal Investigación Publicaciones Doctorado Proyectos Actividades
  
Nueva publicación: La distribución de la riqueza depende de las conexiones.

Una investigación fundamentada en la moderna teoría de redes, también conocida como teoría de grafos, demuestra que el lugar que se ocupe dentro de una red económica (la cantidad de conexiones que se posea) determina, junto con el talento, la porción de riqueza que corresponde a cada cual.

El trabajo, publicado en la revista Scientific Reports, plantea un modelo matemático en el que los agentes económicos obtienen beneficio tanto por las ventas de los bienes que producen como por su participación en la distribución de los productos de otros, dentro de una red en la que existen un cierto número de conexiones entre ellos y que se suponen aleatorias.

“Estos dos tipos diferentes de beneficio se denominan respectivamente meritocrático, donde las ganancias de los agentes son proporcionales a su talento, y topocrático, donde las ganancias son proporcionales al número de cadenas que pasan por un determinado nodo”, explica uno de los autores de la investigación, Florentino Borondo, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), profesor del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) y miembro del Grupo de Sistemas Complejos UPM (GSC).

De acuerdo con el trabajo, en el que también participan la Universidad Politécnica de Madrid, el MIT (EEUU) y la Universidad del Desarrollo (Chile), el modelo matemático planteado demuestra la importancia de la conectividad media en la red a la hora de distribuir las ganancias.

“En el caso en que la red esté fuertemente conectada, los agentes son más capaces de vender directamente su producto, y la recompensa es más meritocrática. En el caso contrario, en el que las conexiones escasean, la importancia de la actividad de intermediación aumenta y el beneficio proviene en mayor medida del canal topocrático”, exponen los autores.

A cada uno según sus conexiones

El modelo matemático desarrollado a partir de la teoría de redes demuestra, en suma, que a medida que decrece el número medio de conexiones en la red de transacciones económicas tiene lugar una transición de la situación meritocrática a la topocrática.

Así, si un productor y unos intermediarios se reparten los beneficios de una venta a partes iguales, la transición de una red topocrática a otra meritocrática tendrá lugar cuando la distancia media más corta entre agentes sea igual a dos. “Lo que quiere decir que la famosa hipótesis de los seis grados de separación que nos conectan con cualquier otra persona del planeta implica una situación altamente topocrática”, explica Borondo.

“De este modo podemos afirmar que la distribución del beneficio se produce según la premisa: A cada uno según sus conexiones, o su posición en la red”, especifica el catedrático parafraseando a Marx (“A cada uno según sus necesidades”) y al premio Nobel de economía Milton Friedman (“a cada uno según lo que él y sus posesiones producen”).

El experto destaca además que esta evidencia matemática cobra importancia a la hora de considerar la estructura de la sociedad actual, caracterizada por evolucionar al vertiginoso ritmo de las nuevas tecnologías de la comunicación y de las redes sociales: “el modelo predice, por ejemplo, que internet, al permitir a los individuos comerciar entre ellos directamente a través de intermediarios como iTunes, Amazon o eBay, juega un papel relevante en la promoción de la meritocracia en la sociedad, ya que reduce las largas cadenas de intermediarios típicas de sociedades pobremente conectadas”.

Imagen:
A medida que decrece el número medio de conexiones () en una red de transacciones económicas, tiene lugar en ésta una transición entre la situación meritocrática, en la que las ganancias de los agentes son proporcionales a su talento (T), a otra topocrática, donde estas dependen de sus conexiones.

-------------------------------------------
Referencia bibliográfica:

J. Borondo, F. Borondo, C. Rodríguez-Sicker y C.A. Hidalgo, To each according to its degree: The Meritocracy and Topocracy of Embedded Markets, Sci. Rep. 4, 3784 (2014); DOI:10.1038/srep03784